trifather-2014

TRI Father

marzo 31, 2014 por dcrivillen - No hay comentarios

Ha pasado ya bastante tiempo desde mi último post, y es que han habido algunos cambios en mi vida desde entonces. En concreto dos muy importantes: Uno se llama Leo y el otro Samuel, jejeje!!! Esto de la paternidad es algo indescriptible, pero también muuuuy cansado y completamente absorbente. Conseguir sacar tiempo para hacer cualquier cosa es bastante complicado y hay que mover Roma con Santiago para poder sacar un momento para entrenar… De descansar, echar la siesta, tomar una cervecilla o ver una buena pelí ya ni hablamos ;-) En cualquier caso, no lo cambiaría por nada del mundo. Ver a estos dos canijos crecer no tiene precio.

sami-leo

Es curioso, pero siendo la temporada en la que menos posibilidades tengo de entrenar desde que empecé con esto del Triatlón, es en la que estoy apuntado a más “saraos”… De entrada, este año estoy inscrito en tres  medias distancias: ICAN de Málaga, Ecotrimad e Isostar Extreme Man de Riaza, que son mis retos principales para la temporada, y que se completarán con algún sprint, medias maratones, diezmiles, duatlones, pruebas de MTB y Olímpicos, que servirán como preparación, motivación y entretenimiento. Eso sin contar las salidas con la pandilla de “Vallekanos deportistas” ;-) El calendario este año lo estoy haciendo a lápiz, porque salvo las pruebas principales, el resto son completamente “movibles”…

sami-leo-carro

La falta de tiempo ha hecho que saque minutos de “debajo de las piedras” y ahora lo que hago es aprovechar a medio día, ya que tengo dos horas para comer, para hacer spinning, algo de gimnasio o correr, aunque ya sea por trabajo, pocas ganas u obligaciones, todavía no ha habido ninguna semana en la que haya podido escaparme los cuatro días (L, M, X y J), pero intentarlo lo intento… Sigo manteniendo los días de natación (L, X, V) aunque últimamente cambio la natación por la carrera los lunes para no llegar muy tarde a casa. En definitiva, si consigo sacar a la semana dos días de carrera, dos de natación y uno de bici me puedo dar con un canto en los dientes, lo malo va a ser cuándo empiecen los Half… Maaadreeee que calentones me voy a agarrar!!!

He dedicado tiempo a leer… de nutrición, biomecánica, aerodinámica, métodos de entrenamiento… detectando qué cosas hago mal (o regular) e intentando cambiar en la medida de lo posible mis hábitos para sacarle partido a todos esos pequeños detalles que juntos pueden suponer la diferencia entre terminar o no una prueba. Este año el tiempo no es lo más importante, el objetivo es aprender a hacer mejor las cosas y disfrutar (con el sufrimiento necesario para darle un poco de mérito a los resultados) de este deporte que tantos buenos momentos me está brindando.

Dos de las cosas que más me pueden beneficiar este año son cambios en el entrenamiento de carrera, cambiando tantas salidas de “correr por correr”, que a veces eran demasiado largas pero poco fructíferas, por entrenamientos más específicos, cortos pero intensos y con cambios de ritmo, en los que salir con los compañeros del Club está siendo imprescindible, ya que ir con gente que va mejor que tú es perfecto para motivarte y exigirte más a ti mismo y la otra cosa es mi nueva cabra, una Canyon Speedmax, que me parece un maquinón y con la que he realizado un bikefitting con Ciclismo y Rendimiento que espero sirva principalmente para evitar lesiones, pero que seguro ayuda también a rodar mejor sobre ella.

bikefitting02

En definitiva, la temporada 2014 ya está aquí y todo el entrenamiento realizado durante el largo y duro invierno (haya sido mucho o poco) ya está hecho.Ahora sólo queda entrenar con cabeza para no llegar muy quemado a las pruebas principales y disfrutar de la competición sea en la modalidad que sea. Si a eso le unimos estar con la familia, los amigos y conseguir que cada evento, además de un reto personal, se convierta en la excusa para salir, conocer sitios y disfrutarlos con la mejor de las compañías se podrá decir que el objetivo está cumplido… Ya lo iré contando…

Al TRINCHE!!!