HALF-RIAZA-2013

Objetivo cumplido: Finisher en Half de Riaza 2013

agosto 8, 2013 por dcrivillen - No hay comentarios

Parece que fue ayer cuando me enrolé en el apasionante mundo del Triatlón y ya han pasado casi 3 temporadas. Todavía recuerdo cuando hacer un 10.000 o un ducross era toda una aventura. Es curioso, ahora salir a correr y volver a casa sin haber hecho al menos 10 kms parece como que no es un entrenamiento. Lo mismo ocurre cuando me meto en la piscina o me subo a la bici. Muchas cosas han cambiado desde que Fernando despertó en mi la pasión por este deporte… muchas menos lo principal, disfrutar con los nuevos retos a la vez que trato de llevar una vida saludable…

Y aquí estoy, contando cómo fué mi primer Medio Ironman… Allá vamos!!!

HalfRiaza2013-001

Las circunstancias de las tres semanas previas a la celebración del Half (día 28 de julio) parecían confabular para que no puediera acudir a la prueba. La recuperación de la extracciónde las cuatro muelas del juicio que me hicieron el día 10 no fue tan rápido como esperaba y los 4 días que pensaba perder de entrenamientos se convirtieron en 10. Después ocurrió algo tan maravilloso como imprevisto… Marta se puso de parto el día 21 y los mellizos (Leo & Samuel) iluminaron nuestras vidas con su presencia… Aquí fue cuando definitivamente pensé en dejarlo pasar… Ya habría más oportunidades…

Pero la vida a veces viene “rodada” y todo: el parto, la recuperación de Marta y el estado de los mellizos fue estupendamente, con lo que tras hablarlo con Marta decidí ir a la prueba… Pero claro, no todo fue coser y cantar porque la noche previa al Half, Leo se puso algo pachucho y tuvimos que ir al hospital a hacerle unas pruebecillas para quedarnos tranquilos, con lo que nos acostamos a las 3 de la mañana, y teniendo en cuenta que tenía que ponerme el despertador a las 4 me quedaba ¡¡¡1hora!!! para dormir… Quién dijo miedo? O mejor dicho… Quién dijo sueño?

El caso es que a las 4 sonó el despertador y yo me pensaba que era para dar biberones, pero no, era para ime a buscar a Ferrán (nuestro compi del Club) que junto con Héctor (su hijo 8 de años) se ofrecieron para acompañarme en la aventura…A las 5 estaban como clavos esperando!!! Chicos!!! Mil gracias!!! Se que sin vosotros NUNCA habría terminado. Veros pasar en cada vuelta encima de la bici o corriendo a “trote cochinero” en el sector de carrera a pie me dió el impulso necesario para terminar.

HalfRiaza2013-002

Metimos la bici en el coche, y pusimos rumbo a Riaza, que para darle más peso a la prueba es el pueblo de mi abuela Rosa. Alrededor de 1 hora y cuarto después ya estábamos allí. Todavía no habían abierto la zona de recogida de dorsales y nos fuimos a buscar un bar. Lo más que encontramos fue la plaza del pueblo con la “disco móvil” a tope de decibelios y alrededor de 300 niñatos borrachos como piojos… Menuda imagen para Héctor!!! Pensé. También encontramos un horno de pan/pastelería de dónde salía un olorcito estupendo y nos apretamos un bollo que a mi me supo a gloria ;-)

HalfRiaza2013-004

Finalmente abrieron la recogida de dorsales y con ¡¡¡siete grados!!! de temperatura realicé las gestiones habituales. Dejé las zapatillas en la T2 (que en este tri no coincide con la T1) y rápidamente nos fuímos hacia el embalse de Riofrío que es dónde se nadaba y estaba la T1 para dejar la bicicleta… Cuando quedaban alrededor de 2 kms para llegar una persona de la organización nos dijo que el tráfico estaba cortado y tuvimos que parar en la cuneta para bajar la bici, coger los bártulos y acercarme pedaleando a la T1. En ese mismo instante noté la “llamada de la Naturaleza” y no me quedó más que hacer “una de trail” para poder hacer mis necesidades. Suerte que soy previsor y que llevé papel. Alguno dirá “joder! qué necesidad hay de contar esto?”, pero a que a muchos de vosotros os ha pasado ¿eh? Los nervios previos a cualquier prueba ponen en jaque al más valiente… Javi os podría contar una gran historia del TRI de Valencia del año pasado, jajaja!!! Qué momentazo!!! Espero que este año no nos “pille la vaca” otra vez!

Bueno, que me voy por las ramas… Dejé la bici en la T1 tiritando de frío y pensando que el neopreno iba a ser imprescindible. Por cierto, menudas “cacharras” que llevaba la gente!!! Cómo se notaba que era una prueba de larga distancia y no un sprint o un olímpico que son las distancias a las que estoy acostumbrado. Hablé con unos y otros para pasar el rato y soltar los nervios y quedé alucinado del entorno en dónde se iba a realizar la prueba. El embalse de Riofrío estaba al 100% y la zona espectacular. Ver las boyas de Redbull en el agua invitaba a ponerse a nadar cuanto antes.

HalfRiaza2013-003b

Delante de nosotros salieron los participantes en el sprint y las chicas que participaban en el half. Qué valientes!!! Pensé. Se van a meter este palizón y parece que se van a tomar un café con las amigas. Lo que hace la experiencia… Yo encambio estaba como un flan.

Nos dieron las últimas indicaciones y nos metimos al agua… Sorpresón!!! La temperatura habría permitido incluso nadar sin neopreno, estaba genial!!! No entiendo muy bien cómo hacía esa rasca fuera del agua y dentro se estaba estupendamente. El caso es que los cinco minutos previos a la salida (salimos desde el agua) sirvieron para dar algunas brazadas y visualizar el recorrido, pensando en todo momento que eran 1.900 m y tendría que regular. Meeeecccc!!! Dieron la salida y allá que fuímos alrededor de 90 triatletas (porque lo somos) a darlo todo. Cogí un ritmo cómodo y como no éramos muchos no hubieron los típicos golpetazos y capones de las pruebas más cortas… Sin apenas darme cuenta acabé la primera vuelta y me dispuse a iniciar la segunda. Cogí unos buenos pies y me mentuve siguiéndolos. Se veía perfectamente bajo el agua que estaba cristalina. Por el contrario, sacar la cabeza del agua para localizar las boyas fue un suplicio en parte del recorrido porque el sol brillaba de tal manera que deslumbraba muchísimo. Con todo, hice alrededor de 120 metros más (viendo los datos del Polar terminada la prueba)… Tampoco está demasiado mal.

HalfRiaza2013-003

Salí del agua con la sensación de haber hecho un buen segmento de natación y sin haberme exprimido ni mucho menos, pensando en lo que venía a continuacion, pero aún así, al poner pie en tierra se me fué un poco la pinza y pensé “Joder! Qué mayor estoy” Y al instante me surgió una sonrisilla mientra pensaba… “Claro, si es que eres padre tío!” Jejeje!!! Seguimos… Llegué a la bici, me saqué el neopreno, me disfracé de ciclista y a dar pedales. Los primeros 7 kms de enlace desde el embalse de Riofrío a Riaza fueron muy buenos. Llanitos, con buen asfalto y en dónde se podía ir rápido. Pensé que si era así todo el recorrido se podría hacer una buena media, pero en cuanto llegúe a Riaza, en dónde vi por primera vez a Ferrán y Héctor animándome como verdaderos “tifossis”, se acabó lo bueno y empezó lo verdaderamente duro de este triatlón… La bici!

HalfRiaza2013-005

El sube y baja de las dos vueltas que nos quedaban por delante no dió tregua. Aunque las bajadas que tenía el recorrido permitían alcanzar velocidades muy elevadas, luego había que subirlas y ahí las patitas se resintieron progresivamente. Es un triatlón para ciclistas, ya que considero que esta disciplina es la más exigente de la prueba. Entre tanto, yo iba completamente alucinado viendo cómo pasaba la gente acoplada en sus estratosféricas cabras… Pero ojo!!! Que por mucha bici que lleves, si no hay patas no hay nada que hacer, con lo que alucinaba aún más al pensar que subían acoplados en dónde yo iba con “todos los hierros” metidos y aún así resoplaba como un búfalo. Menudo calentón!!! Cómo se echa de menos una buena rueda a la que seguir en las pruebas sin drafting :-(

HalfRiaza2013-006

Por suerte, mis cuádriceps que cuando me quedaban alrededor de 15 kms empezaron a acalambrarse, aguantaron hasta que llegué a la T2. Por mi mente no pasaba abandonar, pero era consciente que con los cuádriceps acalambrados iba a ser complicado hacer 21 kms corriendo. Yo que después de una media maratón estoy como para echarme tres días de siesta, me encontraba allí, después de nadar y con las piernas con un calentón importante dispuesto a ponerme los bártulos del tercer segmento. Intenté estirar un poco los cuádriceps en la T2 antes de iniciar la carrera y mi cuerpo me regaló un maravilloso tirón en los isquios que me hizo jurar en arameo… Bufff!!! Qué mala pinta… Conseguí soltarlos y pensé positivamente… Bueno! como ahora me duelen más los isquios que los cuádriceps tendré un rato que me olvidaré de ellos, jajaja!!! Es lo que yo llamo “los pensamientos ilógicos de las situaciones extremas”. Muchas veces uno se sorprende de lo que pasa por su cabeza en momentos que te llevan al límite.

HalfRiaza2013-007

Con todo, salí de la T2 poniendo buena cara para que Ferrán me hiciera la foto de rigor. Entre tanto Héctor me animaba corriendo a mi lado a la vez que me gritaba:”Daviiiiiddd!!! Correeee que te van a adelantaaaar!!!” Jajaja!!! Qué crack!!! Como a este le de por el Triatlón nos podemos dar por fundidos.

Cuando llevaba alrededor de 2 kms tuve que hacer mi primera parada para estirar. No podía con los cuádriceps!!! Esto ya fué constante durante las 3 vueltas de 7 kms que tenía el recorrido, que por otra parte resultó bastante bonito, pese al dolor de patas que llevé durante todo él.

HalfRiaza2013-010

Primera vuelta!!! Pensé que ya me había quitado 1/3 del recorrido a pie y seguía corriendo, cuando 7 kms antes no habría dado un duro por mi… Constantemente iba cogiendo todo lo que me daban en los avituallamientos (fruta, geles, isotónicos, agua) de manera que no tuviera que pensar más que en los calambres y olvidarme “del tío del mazo”. Comentar que la organización para mi se merece un 10. Ninguna queja! Todo perfecto! Una maravilla poder centrarse en la prueba y olvidarse de otros asuntos.

HalfRiaza2013-009

Segunda vuelta!!! Subidón!!! Las patitas cada vez iban mejor. Sólo me paré un par de veces a estirar. Me quedaban 7 kms… Y eso qué era?: Dar un paseo por el barrio, salir al campo a dar una vuelta, ir de compras al súper ;-))) Los kilómetros iban cayendo uno tras otro, despacito, pero iban descontando del total hasta que llegué al último y sin saber muy bien cómo apreté. El orgullo es lo último que se pierde!!!

HalfRiaza2013-008

Allí estaban Ferrán y Héctor, esperando mi llegada. Con una sorisa que no me cabía en la cara y levantando los brazos como si hubiera ganado en Kona al mismísimo Eneko Llanos pasé por el arco de meta… La meta de la superación mental, del entrenamiento solitario o con otros locos como yo, del querer es poder, de la amistad que mueve a un tío como Ferrán a acompañarme en esta aventura, del amor de una mujer que no me merezco y de la esperanza de pensar que algún día, quizá mis hijos compartan este maravilloso deporte conmigo, si es que para entonces todavía me aguanta el cuerpo.

HalfRiaza2013-011

Fianalmente 5 horas 31 minutos 57 segundos, y lo más importante, ser Finisher de un Medio Ironman!!!! Si, si… Medio Ironman!!! El objetivo marcado para este año. Me hubiera gustado compartir mi primer Half con Javito, con el que preparé el Medio Ironaman de Zarautz y que por antojos del destino ninguno de los dos pudimos realizar. Ya habrá más oportunidades niño! El año que viene promete!

HalfRiaza2013-013

Para finalizar, agradecer a todos los que de un modo u otro, ya sea con vuestros consejos, ayuda, compañía, ánimo o aliento habéis hecho de este reto una realidad. Graciassssss!!!!

HalfRiaza2013-015

Ahora sólo queda pensar en nuevos objetivos ;-)))

HalfRiaza2013-014